Analizamos la comunicación online de tres empresas

By in
424
Analizamos la comunicación online de tres empresas

¿En qué nos tenemos que fijar para saber en pocos minutos si una empresa se está comunicando bien o no en la Red? ¿Cuáles son los errores más comunes que se producen en la web y en las redes sociales? A estas y a otras muchas preguntas quisimos responder la semana pasada en el taller “Análisis práctico de Comunicación Online” que Enpresa Digitala organizó en Arrasate (Mondragón).

Para preparar el taller ofrecimos a las empresas la posibilidad de ser analizadas a través de un formulario en el que básicamente les pedimos cuáles son los objetivos de su presencia online, y que canales online usan. Es imposible poder aportar un análisis útil de la comunicación online sin definir antes qué objetivos de negocio queremos conseguir con nuestra web y nuestras redes sociales.

Fueron nueve las empresas que se prestaron voluntarias. Y como Enpresa Digitala nos pidió, analizamos tres de ellas (las que más canales online habían iniciado) y también dimos un repaso rápido a las otras seis. Las conclusiones principales pueden verse en esta presentación:

Iniciamos el taller poniendo el foco, de nuevo, en centrarnos en los objetivos de negocio. Revisamos una serie de listas de comprobaciones a hacer (checklists) para tener pistas acerca de en qué hemos de fijarnos para desgranar cómo comunica una web o un blog o en los perfiles de las redes sociales más comunes. Y luego entramos en detalles de cada una de las empresas analizadas. Cabe recordar que en talleres parecidos otros expertos habían insistido en los aspectos técnicos (analítica, usabilidad, conversión): nuestra intención fue pues focalizarnos en la comunicación.

Los errores más frecuentes podrían resumirse así:

  • Los objetivos declarados por la empresa no aparecen adecuadamente reflejados en la web: sea porque la propuesta de valor diferencial de la empresa no es explícita, sea por cómo se organizan los contenidos, o en ocasiones por las dificultades que ponemos al visitante de la web para localizar lo que nos interesa que vea antes.
  • El diseño y las imágenes de recurso usadas no son coherentes con la imagen de la empresa. Cuidado con abusar de imágenes de galerías que no tienen nada que ver con nosotros, y que por repetidas hasta la saciedad en muchas otras webs, se han convertido en un cliché manido.
  • Uso deficiente de los recursos gráficos en las redes sociales a tres niveles: en los avatares y logos, en las imágenes de cabecera y en los contenidos que publicamos, especialmente en Facebook. Imprescindible para identificar qué perfiles son de nuestra empresa y para conseguir conversación que añada valor a nuestras redes sociales.
  • Ritmo irregular de publicación en Twitter y Facebook, a veces con lapsos de silencio que duran semanas…
  • Etiquetado incorrecto de imágenes en Flickr o de vídeos en Youtube o Vimeo que nos facilitaría aparecer en los resultados de búsqueda afines al contenido.

Muchísimas gracias a las empresas analizadas por prestarse a ello, a los asistentes al taller por su atención y sus preguntas y a Enpresa Digitala por contar con nosotros una vez más.: como siempre, es un placer visitar Euskadi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *