Estrategias de comunicación de Responsabilidad Social Corporativa

By in
785
Estrategias de comunicación de Responsabilidad Social Corporativa

¿Tienen alma las empresas? Es incuestionable que muestran conciencia social y ambiental a partir de la generalización de las políticas de Responsabilidad Social Corporativa, que contribuyen a configurar la identidad de las organizaciones. Dado que los canales sociales de las empresas buscan transmitirla, la Responsabilidad Social Corporativa es fundamental en las estrategias online de las empresas.

Políticas de Responsabilidad Social Corporativa: los millennials lo tienen claro

La Responsabilidad Social Corporativa nació como concepto hace décadas y hoy se ha extendido en la práctica hasta el punto de dejar de ser una opción para convertirse en necesidad. Los jóvenes no aceptarían otra cosa: el 66% de los millennials a nivel mundial considera que las empresas deberían priorizar el desarrollo de la sociedad, según la octava edición de la Encuesta Global Millennials 2019 elaborada por la auditora Deloitte, construida con las opiniones de más de 13.400 millennials en 42 países.

Multinacionales como IBM o Coca-Cola han impulsado estudios para profundizar en sus esfuerzos sociales. Un informe presentado por Coca-Cola en España junto con IE University muestra que la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa es un factor clave a la hora de determinar la capacidad de las empresas para atraer talento entre los millennials y condiciona sus elecciones de consumo. Según el estudio promovido por IBM, el 83% de la población millennial global prefiere empresas que contribuyen a la sociedad y al cuidado del medio ambiente.

Ese estudio también desvela que el 82% de los consumidores españoles prefiere a las empresas que dan prioridad a sus empleados, a la comunidad y al medio ambiente, antes que al beneficio para sus accionistas o inversores. España se sitúa como el tercer país que más importancia da a la Responsabilidad Social Corporativa.

Responsabilidad Social Corporativa y desarrollo sostenible

Hoy en día, las políticas de Responsabilidad Social Corporativa van más allá de compensar el impacto negativo que las empresas pudieran ocasionar en los territorios donde operan. Poniendo en marcha estrategias de Responsabilidad Social Corporativa se convierten en agentes activos de un reto global: el desarrollo sostenible.

Estructuradas en diversos pilares relacionados con la cadena de valor de la compañía, las estrategias de Responsabilidad Social Corporativa van ganando complejidad, se expresan a partir de los Objetivos de Desarrollo Sostenible proclamados por Naciones Unidas, se desdoblan en diversas facetas (social, ambiental, económica) y en una doble vertiente: la interna, en relación con los propios empleados y procesos productivos, y la externa. Implican al equipo directivo y se apoyan en los empleados como mejores embajadores de la marca. Se sitúan en el corazón del negocio y condicionan la toma de decisiones. Son la conciencia de la empresa.

Desde startups a grandes empresas, en Zinkdo acompañamos la implementación de las políticas de Responsabilidad Social Corporativa de nuestros clientes. El peso que reciben en la estrategia online varía en función de los objetivos de comunicación de cada organización.

Ejemplos cercanos de Responsabilidad Social Corporativa

Una buena muestra de cómo se expresa una estrategia de Responsabilidad Social Corporativa en diferentes pilares es Avanzamos, el plan de sostenibilidad de Coca-Cola para Europa Occidental:

Desde Zinkdo contribuimos a crear el blog Rojo y en botella de Coca-Cola European Partners en España, cuyas categorías Sociedad y Medio Ambiente describen los avances en el desempeño de la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa, siempre mostrando la aportación de valor al territorio en el que se ubican sus centros de producción: desde la promoción de la diversidad en los ámbitos interno y externo a la apuesta por la economía circular.

Esas mismas preocupaciones son compartidas por BASF. Representante clave de la industria química en España, el año pasado lanzó los Premios a las mejores prácticas de Economía Circular. Uno de los proyectos premiados en la primera edición fue Mares Circulares, el plan de limpieza de costas, fondos y entornos acuáticos de Coca-Cola en España.

Con plantas productivas en Tarragona y Guadalajara, también BASF quiere dejar impronta local involucrándose, por ejemplo, en el patrocinio de las fiestas populares. Al igual que Coca-Cola, también impulsa en España programas para promover la diversidad y el talento joven, como los talleres de química Teens’ y Kids’ Lab.

Voluntariado corporativo y employer branding

La captación y retención del talento se encuentra entre los principales objetivos de las estrategias de Responsabilidad Social Corporativa; los empleados no son solo uno de sus públicos clave sino también agentes necesarios en su implementación. Entre las acciones de voluntariado corporativo de BASF destaca la ayuda que sus empleados prestan al Nàstic de Tarragona en su participación en La Liga Genuine, torneo para futbolistas con diversidad funcional que organiza la Liga de Fútbol Profesional.

En línea con el objetivo de implicar a los empleados en la estrategia de sostenibilidad Avanzamos, Coca-Cola en España ha dado un paso más allá poniendo en marcha un plan que agrupa todas las acciones de voluntariado corporativo que organiza: I love voluntariado.

Otro de los clientes de Zinkdo, la empresa líder del sector del diagnóstico in vitro en hematología Sysmex Iberia, también hace partícipes a sus empleados en un proyecto de Responsabilidad Social Corporativa denominado Sysmex Gives Back:

COVID-19: de la Responsabilidad Social Corporativa a la solidaridad

Como compañía de tecnología médica, Sysmex se ha implicado, asimismo, en la lucha contra la COVID-19, con diversas acciones como la donación de dispositivos tecnológicos para hospitales.

También el laboratorio Reig Jofre trabaja en ese frente. El sector de la industria farmacéutica constituye una de esas actividades esenciales que no ha podido parar durante esta crisis y ha debido adaptar su producción a los requerimientos de medicamentos esenciales para afrontar la COVID-19. La compañía ha hecho uso de las redes sociales, que gestionamos desde Zinkdo, para reflejar el esfuerzo de sus equipos y agradecer su dedicación:

El sector de la cultura también ha respondido de manera unánime, abanderado de la ola de solidaridad que la COVID-19 ha traído consigo. El Museu Picasso usa sus canales sociales, también gestionados en Zinkdo, para mostrar sus colecciones a través del hashtag #MuseuPicassoVirtual y crear conciencia sobre la necesidad de quedarse en casa:

Asimismo, participa en el Museum Quiz, una iniciativa de diversos museos de Barcelona para llevar la cultura a los hogares de forma divertida durante las tardes de confinamiento:

En tiempos de coronavirus, la solidaridad desborda los cauces de la Responsabilidad Social Corporativa. Sectores considerados esenciales, como el farmacéutico, se vuelcan en la lucha contra la COVID-19. Otros, como la cultura, se abren a compartir gratuitamente sus contenidos, ven en los medios sociales su oportunidad de sobrevivir. Expertos en derecho societario vaticinan que en la “nueva normalidad” se van a generalizar las integraciones de negocios: la unión hace la fuerza y la solidaridad cobra el protagonismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *