BLOG
Noticias y opiniones de Zinkdo

Facebook: un amigo que sólo te quiere por tu dinero

Foto CC BY-SA 2.0 Ksayer1

Justo ayer, 4 de febrero, la red social Facebook cumplía 10 años. Una década de indiscutible éxito (uno de cada seis habitantes del planeta está en Facebook, la mayor red social jamás creada), pero también de polémica continua, desde el mismo momento de su nacimiento, hasta hoy

Algunos de los más debates sonados sobre Facebook han tenido que ver con la privacidad de lo que publicamos, con los derechos de autor de las imágenes que subimos (una polémica acentuada con la compra de Instagram); con quienes vaticinan que su final se acerca, y con cómo les responden ingeniosamente desde Facebook…

En la necesidad constante de demostrar en la bolsa que Facebook es un negocio con presente y futuro, sus responsables han avanzado cada vez más en dos caminos. Por un lado, en mostrar más publicidad y mejor segmentada a los usuarios. Y por otro lado, en discernir realmente qué “nos gusta” cuando se trata de que los mensajes de las páginas de Facebook aparezcan en nuestro muro.

A medida que los usuarios pasan horas y más horas en Facebook, van clicando en el botón “me gusta” de más y más páginas. A veces, por verdadero interés, pero a menudo simplemente porque en ese momento han querido participar en un concurso, o porque alguien les ha sugerido esa página. Facebook sabe (porque lo mide) que si nos mostrara todos los mensajes que publican todos los community managers de las páginas de Facebook donde hemos clicado “me gusta”, nuestro muro sería aburridísimo, y apenas veríamos lo que publican nuestros amigos. Y usaríamos menos Facebook. Y veríamos menos anuncios. Y perderían dinero…

Para evitar el problema, Facebook puso en marcha “edgerank”: un algoritmo que mide lo que realmente te gusta en función de cómo interactúas con los contenidos de las páginas en esta red. Cuando edgerank entró en vigor en febrero de 2012, la media de contenidos de una página que realmente llegaba a sus fans era del 12%. En septiembre del mismo año, la media es del 8%. Y bajando actualmente por debajo del 3%

Eso quiere decir que si tu empresa tiene una página en Facebook, lo que publiques allí llegará a menos de un 8% del número de fans que hayas conseguido. A no ser que te rasques el bolsillo e inviertas en publicidad, sea en publicaciones patrocinadas o en Facebook ads. Claro, tener una página en Facebook es gratis, pero que sirva para algo ya no lo es. Que llegues a mucha gente con ella no depende sólo de tu talento para generar conversación y contenido interesante: también depende de tu presupuesto.

Esto es lo que intenté explicar brevemente cuando la sección “Viaje por la historia” de La Vanguardia me pidieron mi opinión acerca de Facebook. Podéis verlo en el vídeo “Diez años de Facebook ¿empieza el declive?

About the author

Víctor Puig

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone


<< Volver al blog

Comentarios (1)

  1. ¿Las redes sociales te producen ansiedad? Quizás sea FOMO - Blog de Zinkdo - Responder

    31 31UTC marzo 31UTC 2014 at 17:52 05Mon, 31 Mar 2014 17:52:32 +000032.

    […] menos?); demasiados updates en Facebook acaban restando interacciones (¿habrás oído hablar de Edgerank, no?) y subir quince fotos seguidas a Instagram es la mejor tus seguidores te obvien. El volumen […]

Añade un comentario